Formación

El despacho otorga una prioridad absoluta a la permanente formación de sus empleados. Nuestras políticas de formación cumplen con lo establecido en la Ley de Auditoría de Cuentas en referencia a la exigencia de que los profesionales de auditoría reciban una formación continua y que acrediten un número de horas de formación mínima cada año.

Para cumplir con dicho objetivo, la dirección está en continuo contacto con los cursos ofertados en el mercado y en especial a los que nuestra Corporación profesional organiza, relativos a novedades normativas, sectores específicos, etc.